El Hospital Insular de Lanzarote ha conseguido, después de un laborioso proceso, la acreditación de su servicio de geriatría como unidad docente multiprofesional. Este centro sanitario, un referente en Canarias en la atención a las personas mayores, fue gestionado por el Cabildo de Lanzarote durante más de siete décadas. Tras dicho periodo se integró en el Servicio Canario de la Salud en 2019.

En la actualidad, su servicio de geriatría está compuesto por diversos niveles de atención, disponiendo de unidad de agudos y rehabilitación, unidad de media estancia y cuidados continuados, unidad de psicogeriatría, hospital de día, consultas externas, y un programa de atención geriátrica domiciliaria y apoyo a las residencias de personas mayores. Cuenta, además, con un equipo interdisciplinar formado por más de 150 profesionales, entre los que se encuentran, médicos geriatras y enfermeras especialistas en enfermería geriátrica, auxiliares de enfermería, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, psicólogos, trabajadores sociales, logopeda y animador sociocultural, entre otros.

Por lo que respecta a su colaboración en el ámbito de la formación, este hospital ya disponía desde el año 2001 de una unidad docente de geriatría, habiéndose formado hasta la fecha 12 médicos especialistas. Su reciente acreditación como unidad docente multiprofesional por parte del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social le ha permitido ofertar, en la convocatoria para el acceso a la formación sanitaria especializada del 2021, dos plazas para médicos internos residentes y otras dos para enfermeras especialistas en Enfermería Geriátrica. Debe destacarse que, por primera vez en Canarias, se formarán profesionales de enfermería en dicha especialidad.

El envejecimiento progresivo de la población y la indiscutible necesidad de dar a las personas mayores una atención especializada, como ha mostrado la actual pandemia por Covid-19, hace si cabe más trascendente esta acreditación. Y es que el hecho de poder contar en el archipiélago con médicos y enfermeras con conocimientos especializados en geriatría está permitiendo mejorar la atención sanitaria y la calidad de vida de nuestros mayores.

Sin embargo, no debe olvidarse que la unidad docente multiprofesional de geriatría del Hospital Insular de Lanzarote sigue siendo la única de esta comunidad autónoma. Es necesario, por tanto, que todas las instituciones implicadas realicen un esfuerzo de cara a lograr la acreditación de una segunda unidad docente que mejoré la oferta de formación de los profesionales en el ámbito de esta especialidad.