Trastornos conductuales y psicológicos en el trastorno neurocognitivo

El Trastorno Neurocognitivo (TNC), antes denominada Demencia, es un síndrome adquirido, de naturaleza orgánica caracterizado por un deterioro permanente de la memoria y de otras funciones intelectuales, que ocurren sin alteración del nivel de conciencia, afectando al funcionamiento social. Este trastorno, en un elevado porcentaje, está acompañados de síntomas conductuales y psicológicos que suelen aparecer en etapas leves y moderadas, provocando gran angustia para las familias y cuidadores. Siendo estos síntomas la principal causa de institucionalización.

En la siguiente figurar, además de mostrar un modelo de intervención en los potenciales factores de riesgo modificables, muestra las potenciales variables para el diagnóstico.

Además del tratamiento de los síntomas cognitivos propios del TNC, se muestra muy relevante tener en cuenta los síntomas conductuales y psicológicos (SCP). Estos son muy prevalentes (entre un 60-90% de los pacientes con TNC Mayor, aumentando la
incidencia con la evolución). Los más frecuentes son agitación, agresividad, alucinaciones, paranoia, deambulación errante, depresión, apatía, desinhibición y trastornos del sueño. Los picos temporales de estos síntomas se sitúan al finalizar la tarde/inicio de la noche (vespertinos). Se debe abordar inicialmente desde un punto de vista psicológico, en caso de inefectividad, se hace necesario el abordaje farmacológico (Press y Alexander, 2020a).

Los SCP pueden definirse como conjunto de síntomas y signos que pueden aparecer en las personas con TNC. Se hace referencia a los síntomas psicológicos (más complejos y elaborados) y los signos conductuales (agresividad, hiperactividad motora, etc.). El abordaje de los SCP requiere de un abordaje interdisciplinar tanto para prevención como tratamiento. Los SCP suelen caracterizarse por agitación y agresividad: lo más importante es identificar la etiología de la agitación (infecciones, efecto secundario de medicación, dolor, etc.) para poder plantear el mejor tratamiento. La aparición tiene consecuencias tanto a nivel clínico como social, sin el adecuado control conlleva a una institucionalización más precoz, incremento del coste sanitario, diminución de la calidad de vida tanto del paciente como de familiares, aumento del estrés tanto del/a cuidador/a como del personal sanitario, exceso de discapacidad, etc.

Estos SCP (síndrome psicótico y comportamental) presentan un incremento conforme avanza el deterioro cognitivo, con la excepción de los síntomas afectivos (OlazaránRodríguez et al., 2012; Pérez Romero y González Garrido, 2018).
Los SCP más frecuentes son los delirios (10-73%); alucinaciones (12-49%) e identificaciones erróneas (16%). Tanto su manejo como su descripción se desarrollan en los siguientes apartados (García-Alberca, 2015; Olazarán-Rodríguez et al., 2012; Pérez Romero y González Garrido, 2018):

- Alteración del pensamiento: creencias o narraciones erróneas o falsas (interpretaciones, identificaciones, delirios, fabulaciones. Para evitar su aparición se deben evitar los desencadenantes. El manejo familiar se debe dirigir a orientación o distracción con otros temas sin nombrar el contenido del pensamiento alterado. En caso necesario, estaría indicado la prescripción de neurolépticos.

- Ilusiones y/o alucinaciones: percepciones distorsionadas (ilusiones) o falsas (alucinaciones). El tratamiento no farmacológico y farmacológico es similar a las alteraciones del pensamiento.
- Agresividad: conducta física o verbal que puede causar daño moral o físico. Para evitar su aparición es necesario conocer los gustos anteriores, promover su autonomía, mantenimiento de su propia dignidad, etc. en caso de no ser efectivo, se puede pautar memantina, ISRS o neurolépticos.

- Depresión y/o ansiedad: tristeza, anhedonia o sentimiento de pérdida de control excesivo o injustificado. La prevención se basa en la identificación del posible desencadenante y/o reducción de los estímulos aversivos. Sería adecuada la psicoterapia, actividades lúdicas y ejercicio físico. En caso de no ser efectivo, uso de antidepresivos y/o asociación de neurolépticos.

- Euforia y/o desinhibición: humor anormalmente elevado y falta de tacto social con el lenguaje. El abordaje no farmacológico se basa en no imitar ni trivializar la conducta del paciente y estudio de los posibles desencadenantes. Se puede prescribir neurolépticos y en situaciones específicas paroxetina o acetato de ciproterona (exceso de lívido).

- Hiperactividad motora: aumento de la deambulación. El manejo inicial es un uso adecuado de calzado, espacios seguros (evitar caídas), no tratar de detenerlo/a. El uso de terapia es el único recomendado.

- Alteración del sueño: pérdida de ciclo sueño-vigilia fisiológico. Como primera medida, la realización de actividades durante el día, reducir horas de siesta, retraso a la hora de acostarse, evitar ruidos e iluminación excesiva durante las horas de sueño. El abordaje farmacológico en caso de no ser efectivas las anteriores medidas: antidepresivos y/o neurolépticos.

La mayoría de las guías clínicas y protocolos para el tratamiento de SCP recomiendan como primera elección los tratamientos no farmacológicos como primera elección.

Referencias Bibliográficas:
Agüera-Ortiz, L., Morínigo-Domínguez, Á., Olivera-Pueyo, J., Pla-Vidal, J., & RamónAzanza, J. (2017). Documento de la Sociedad Española de Psicogeriatría sobre el
uso de antipsicóticos en personas de edad avanzada. Psicogeriatría, 7(1), S1–S37.
Alzheimer’s association. (2019). 2019 Alzheimer’s Disease Facts and Figures.
Alzheimers Dement, 15(3), 321–387. https://alz.org/media/Documents/alzheimersfacts-and-figures-2019-
r.pdf%0Ahttps://www.alz.org/media/Documents/alzheimers-facts-and-figures2019-r.pdf%0Ahttps://alz.org/media/Documents/alzheimers-facts-and-figures2019-r.pdf
García-Alberca, J. M. (2015). Las terapias de intervención cognitiva en el tratamiento de
los trastornos de conducta en la enfermedad de Alzheimer. Evidencias sobre su
eficacia y correlaciones neurobiológicas. Neurologia, 30(1), 8–15.
https://doi.org/10.1016/j.nrl.2012.10.002
Livingston, G., Sommerlad, A., Orgeta, V., Costafreda, S. G., Huntley, J., Ames, D.,
Ballard, C., Banerjee, S., Burns, A., Cohen-mansfield, J., Cooper, C., Fox, N., Gitlin,
L. N., Howard, R., Kales, H. C., Larson, E. B., Ritchie, K., Rockwood, K., Sampson,
E. L., … Mukadam, N. (2017). The Lancet Commissions Dementia prevention,
intervention and care. The Lancet Commussions, 390, 2673–2734.
https://doi.org/10.1016/S0140-6736(17)31363-6
Martín Carrasco, M., Agüera Ortíz, L., Sánchez Ayala, M. I., Mateos Álvarez, R., Franco
Martín, M., Castellano Arroyo, M., Villanueva Cañadas, E., Sánchez Pérez, M., &
Cervilla Ballesteros, J. (2019). Consenso Español sobre Demencias (S. Sociedad
Española de Psicogeriatría (ed.); 2a edición).
Olazarán-Rodríguez, J., Agüera-Ortiz, L. F., & Muñiz-Schwochert, R. (2012). Síntomas
psicológicos y conductuales de la demencia: Prevención, diagnóstico y tratamiento.
Revista de Neurologia, 55(10), 598–608. https://doi.org/10.33588/rn.5510.2012370
Pérez Romero, A., & González Garrido, S. (2018). The importance of behavioural and
pyschological symptoms in Alzheimer’s disease. Neurologia, 33(6), 378–384.
https://doi.org/10.1016/j.nrl.2016.02.024
Press, A. D., & Alexander, M. (2020a). Management of neuropsychiatric symptoms of
dementia - UpToDate Management of neuropsychiatric symptoms of dementia
Management of neuropsychiatric symptoms of dementia. UpToDate, 1–26.
Press, A. D., & Alexander, M. (2020b). Treatment of dementia. UpToDate, 1–25.
Sagrario-Manzano, M., Fortea, J., Villarejo, A., & Sanchez del Valle, R. (2018). Guías
diagnósticas y Terapéuticas de la Sociedad Española de neurología (Luzan 5).
Yiannopoulou, K. G., & Papageorgiou, S. G. (2020). Current and Future Treatments in
Alzheimer Disease: An Update. Journal of Central Nervous System Disease, 12, 1–
12. https://doi.org/10.1177/117957352090739