El pasado 27 de diciembre, en una entrañable ceremonia, el Presidente del Gobierno de Canarias D. Fernando Clavijo y el del Cabildo de Lanzarote, D. Pedro Sanginés, firmaron el convenio de integración del Hospital Insular de Lanzarote en el Servicio Canario de la Salud, acto que se celebró en el propio centro sanitario. El acuerdo incluye también la gestión de la Residencia de Mayores que se encuentra anexa a dicho hospital, lo cual se hará de forma temporal hasta la apertura de un nuevo centro que ya se encuentra en fase de concurso.

Tras una negociación larga y compleja que incluyó, entre otras, cuestiones patrimoniales, económicas y de personal, desde el 1 de enero de 2019 todos los profesionales y los servicios del Hospital Insular han pasado a formar parte del Servicio Canario de la Salud. Esta incorporación es un antigua reivindicación iniciada en 2005 con la publicación en el Boletín Oficial de Canarias de un documento para constituir un grupo de trabajo que estudiase el proceso, si bien, los primeros contactos son muy anteriores a esa fecha. La indecisión política en algunos casos y la resistencia de alguna de la partes en otros, dilataron la integración de este hospital, uno de los pocos que aún estaba administrado por un cabildo insular. Por el contrario, la mayor parte de los profesionales siempre defendió la anexión de este centro que, con su apuesta y orientación clara hacia la Geriatría, ya prestaba un apoyo crucial a los servicios sanitarios especializados y de atención primaria de Lanzarote.

En la actualidad el Servicio de Geriatría ocupa casi toda la actividad asistencial de esta institución. Con el tiempo ha consolidado una serie de unidades o niveles asistenciales que dan respuesta a las diferentes situaciones de la enfermedad en los adultos mayores; su objetivo principal es tratar, rehabilitar y reducir al mínimo la discapacidad y la dependencia que suele presentarse en este rango de edad. Dispone de una Unidad Geriátrica de Agudos y Rehabilitación, un Hospital de Día de Geriatría y una Unidad de Media y Larga Estancia, con un programa especial para demencia (Cantou). También cuenta con Consultas Externas de Geriatría y un Programa de Apoyo a Atención Primaria y Residencias. Este programa, de reciente creación, cuenta con el respaldo de la Gerencia de Servicios Sanitarios y de la Dirección de Atención Primaria, y ha obtenido hasta la fecha excelentes resultados. Asimismo, desde 1999 el servicio está acreditado para la docencia MIR de la especialidad de geriatría, con capacidad para un residente por año. Durante este periodo el servicio de geriatría ha prestado también apoyo a la formación de residentes de Medicina Familiar y Comunitaria procedentes de unidades docentes de todas las islas.

Esta integración permite, asimismo, que los pacientes reciban una atención más ágil, aprovechando nuevos recursos asistenciales y tecnológicos. También para que la atención a los mayores esté más cerca de sus domicilios, apoyando a Atención Primaria y a las Residencias, trabajando conjuntamente para reducir la dependencia, que no es una fatalidad a la que estén condenados los mayores, sino una consecuencia de enfermedades que en muchos casos pueden ser prevenidas y abordadas. Es también una oportunidad de desarrollo para todos los profesionales, que entran a formar parte de un organismo que pondrá a su alcance mayores recursos científicos, tecnológicos y de investigación.

El futuro de la geriatría en las islas Canarias está por escribirse, pero de momento se ha abierto una nueva página en Lanzarote que sin duda tendrá su impacto en el resto del archipiélago.